Se encuentra usted aquí

El ejemplo siempre vivo de nuestros mártires claretianos de Barbastro

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

Hoy, 25 de este mes de octubre, hace 30 años, eran beatificados 51 miembros de la comunidad formativa claretiana de Barbastro. Como ha repetido en múltiples ocasiones el Card. Aquilino Bocos, “los mártires no nos enseñan primordialmente a morir, sino a vivir. Y vivir es servir. Pero no de cualquier manera, sino con el estilo más serio, responsable y radical, según el Evangelio”.

Es por ello que los mártires siguen siendo actuales. Su ejemplo siempre está vivo y a nuestro alcance en todos los beatos mártires de Barbastro. Ellos son verdaderos testigos del amor que nos interpela con su muerte y con su vida. También con sus últimas palabras, las que aún pueden leerse en las actas martiriales. Por ninguna de aquellas páginas aparece alusión al miedo, al rencor, a la huida o a la venganza. Antes bien, son testimonios de bendición, acción de gracias y alabanza. Los mártires nos siguen enseñando a vivir, y prueba de ellos son las 100.000 personas procedentes de diversos países de los cinco continentes que han visitado el museo que nuestra Congregación construyó en noviembre de 1992 para mantener viva su memoria. El director del museo, el P. José Beruete, recuerda en el último número de la revista ‘Barbastro, ciudad abierta’, lo agradable que ha sido desarrollar esta labor y atender a cada una de estas personas, “pues por aquí ha pasado gente de todas las clases, y cada uno de ellos ha salido impresionado, en el mejor sentido de la palabra”.

Presencia que contribuye

En el mismo sentido, también el misionero Carlos Latorre, superior de la comunidad de Barbastro, expresaba en otra de las publicaciones locales que: “la presencia de los claretianos en esta tierra no hace ruido, pero contribuye porque ayuda a recuperar la memoria de una tierra martirial”. No en vano él mismo forma parte del grupo que el pastor de la diócesis, Mons. Ángel Pérez Pueyo, ha constituido para este fin.

Y es que el museo de nuestros mártires se ha convertido en referencia mundial gracias a los cerca de tres mil objetos y documentos que custodia y que aluden directamente a la fidelidad y al amor sin reservas de aquel seminario que en 1936 entregó su vida por la causa de Jesús. En el museo se conservan los restos óseos de los 51 claretianos beatificados, “que es probablemente la parte más impactante de la visita”, afirman los misioneros que atienden el museo.

X Jornadas Martiriales

Las Jornadas Martiriales, impulsadas por el propio P. Beruete y por el matrimonio laico formado por D. Martín Ibarra Benlloch y Dña. Ana Toquero, es otra de las valiosas aportaciones especialmente interesantes y motivadoras en la apuesta por dar a conocer el mensaje que ofrecen los mártires. Este año cumplen su décima edición y entre sus ponentes siempre se ha contado con la participación de las mentes más estimadas de la provincia por su mérito intelectual. Algunos incluso han repetido, como es el caso del Card. Bocos, que este año pronunciará una conferencia que llevará por título ‘La labor caritativa y social de los mártires, ejemplo para nosotros’. El P. Beruete y el P. Jorge Ayala también impartirán sus respectivas charlas, bien acompañados por un completo programa del que resaltamos algunos nombres como el del prelado jesuita Juan Antonio Martínez Camino, el Rvdo. Jorge López Teulón, o el religioso carmelita fray Cristiano García. Gracias a todos ellos por su trabajo entusiasmado en torno a la memoria de nuestros mártires.

 

 

 

Categoría: 

Calendario

L M M J V S D
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
 
 
 
 
 

Formulario de búsqueda