Se encuentra usted aquí

Parroquias llenas de vida a pesar del COVID

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

Da la impresión de que ha pasado mucho tiempo, pero no es tanto. El lugar se repitió en varias ocasiones. Los archivos web dan cuenta de ello; la memoria de las personas también. En 2019 el encuentro fue presencial y provincial. Lo acogió Colmenar Viejo. En 2018 fue también presencial, pero interprovincial, y se celebró en Madrid. En esa ocasión se trataba de preguntarse qué cambios debían dar las parroquias para acomodarse a las propuestas pastorales del papa Francisco. En 2019, prolongando un trabajo de años, la tarea se orientaba a profundizar en los rasgos de la misión claretiana, vivida por religiosos y por laicos, para articular desde ellos (en comunión intensa con cada iglesia local) las parroquias.

Fruto de ese trabajo fue el nuevo Plan Provincial, que en 2019 tomaba el relevo del promulgado diez años antes, en el que muchas personas (miembros sobre todo de los consejos pastorales) fueron poniendo su grano de arena los años anteriores. En marzo de 2020, cuando el Plan daba sus primeros pasos, el confinamiento obligó a suspender el encuentro, programado de nuevo en Colmenar.

A pesar de la dificultad de reunirse presencialmente, los miembros del consejo provincial de parroquias (llamado durante años secretariado) han trabajado intensamente estos meses. En diversas ocasiones el consejo ha querido animar la vida parroquial en plena pandemia, compartir preocupaciones y soluciones, interesarse mutuamente. Desde la irrupción del coronavirus nuestras comunidades parroquiales y sus miembros “pasaron del desconcierto de los primeros días, cuando casi todo lo habitual se vio interrumpido y los barrios de nuestras ciudades transpiraban una triste sensación de miedo, a una generosa reacción frente a las situaciones que de manera más urgente se fueron sucediendo. Fue ese punto en el que la sociedad se dio cuenta de que los templos podían estar cerrados, pero las parroquias continuaron abiertas, tendiendo la mano en la atención y ayuda a los más afectados y abriendo nuevos cauces de encuentro”, explica el misionero Adolfo Lamata, Prefecto de Apostolado y Vicario de esta Provincia. Fueron días en los que se encarnó vivamente aquello que ya estaba escrito en el plan de parroquias: “Anunciamos explícitamente a Jesucristo y su Reino, abiertos a todo el mundo en diálogo profético. Somos invitados y estamos dispuestos a acudir a las fronteras existenciales, geográficas, sociales y culturales de la evangelización y a contemplar desde ellas la realidad”.

Plantearse cómo revitalizar la vida parroquial en el tiempo post-covid es el objetivo principal del encuentro convocado para el sábado 17 de abril, en pleno tiempo de pascua. “Una reflexión conjunta que nos permita discernir en qué puntos debemos de seguir haciendo hincapié y qué otras dimensiones tenemos que potenciar”, apostilla el claretiano. Esta vez no se invita a laicos y misioneros a ponerse de viaje, sino a conectarse en una modalidad que les permitirá participar desde su propio pueblo o ciudad. Quienes otros años hacían muchos kilómetros desde Elda, Vigo o San Vicente de la Barquera para llegar a Madrid se lo tendrán que plantear de otro modo. Cabe participar desde casa; cabe también reunirse guardando las medidas oportunas en cada comunidad parroquial o iglesia para sumarse desde allí. El programa busca también que los cristianos que participen en las celebraciones del día siguiente (III domingo de pascua) en cada comunidad puedan enriquecerse también con la experiencia del encuentro y sentirse parte de una gran familia.

En años anteriores era muy difícil plantearse participar desde Murmansk, Zürich o París. En 2021 no lo es tanto. Precisamente desde Zürich animará una reflexión el P. Juan Carlos Rodríguez, director de la Misión Católica de Lengua Española. La comunidad parroquial del Corazón de María de Gijón dirigirá un momento de oración final. Las condiciones tecnológicas del encuentro obligan a registrarse con tiempo. Cada comunidad parroquial inscribirá a sus participantes antes del 31 de marzo en mensaje dirigido a apostolado@claretianos.es La cuenta atrás ha comenzado. En el horizonte un nuevo y atractivo encuentro que podría acoger a muchos que otras veces no han podido participar.

Categoría: