Se encuentra usted aquí

¡Feliz Navidad! Hagamos sitio a Dios en medio de nosotros.

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

La vida no consiste sólo, ni fundamentalmente, en reuniones, planes, programas y proyectos (que es lo que suele reseñar esta página). La vida es mucho más, sobre todo la vida que Dios ha querido compartir con cada uno de los hombres y mujeres que, por su voluntad, hemos ido apareciendo sobre la faz de la Tierra.

Hoy, algo más de dos mil años después de la aparición en el mundo del Hijo de Dios hecho hombre, Jesús, los Misioneros Claretianos de la Provincia de Santiago, un pequeño grupo de sus discípulos, nos disponemos a celebrar con alegría y profundidad ese crucial Acontecimiento: Dios Trinidad, Dios Familia, quiere que todos tengamos la experiencia de pertenecer a su familia, de ser sus hijos, de ser hermanos unos de otros. Por mucho que palabras como soledad, crisis, dolor, injusticia estén tan a la orden del día nunca estamos solos: el Padre nos cuida y sigue esperando, el Espíritu nos ofrece su aliento. Todos tenemos familia: cualquier ser humano, sea cual sea su suerte y su vida, sobre todo cuanto más presente esté en ella el misterio de la cruz, es hermano nuestro.
La Navidad es impensable sin María, sin la generosidad y apertura de su Corazón. A ella encomendamos las intenciones y necesidades de todas las gentes de buena voluntad.
Unidos a los tres mil Misioneros Claretianos repartidos por los cinco continentes este es nuestro deseo para todos: ¡Feliz Navidad!

Categoría: 

Calendario

L M M J V S D
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
 
 
 
 
 

Formulario de búsqueda