Se encuentra usted aquí

Encuentro de delgados y coordinadores de PROCLADE

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

Los primeros días de octubre, como viene siendo habitual en el calendario de cada año de Fundación Proclade, los delegados, la Junta Coordinadora y algunos voluntarios de nuestra oenegé mantuvieron una jornada de reflexión y convivencia en la que pudieron revisar los hitos del año pasado y afrontar los retos del presente. De tal modo, catorce delegaciones de nuestra fundación, entre las que se incluía Zürich, se hicieron presentes en un encuentro online, compartiendo muchas de sus acciones habituales, y cómo estas se han ido adaptando a las nuevas circunstancias.

Hace pocos meses, en la presentación de la ‘Memoria 2020’, ya quedó patente que el trabajo de Proclade ha crecido en el apoyo y la cercanía a los más vulnerables. También lo recordaba el informe que la Organización de las Naciones Unidas preparaba para lanzar el día internacional para la erradicación de la pobreza, el pasado 17 de octubre, y que arrojaba cifras escandalosas: a los 700 millones de personas que sufren pobreza en el mundo podrían sumarse 500 millones más a consecuencia del impacto de la pandemia. Personas con dificultades para alimentarte, acceder a la educación, a la atención sanitaria o al agua potable. Poblaciones enteras cuyos derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales se ven sistemáticamente vulnerados. La pobreza, tal como denuncia Naciones Unidas, supone un grave problema para la garantía de los derechos humanos.

Proclade, involucrada en la lucha por un mundo más justo, quiere continuar este año con el proyecto ‘El mundo es mi barrio’, que será presentado en parroquias y colegios. Es consciente de que debe seguir trabajando en ayuda humanitaria, y también en formación para sus voluntarios. Luchará por sacar adelante el proyecto de acción social e intervención directa con la realidad a pie de calle, del que solo en Madrid estos últimos meses se han beneficiado más de 300 personas, y que en breve espera prolongar, abriendo en otras delegaciones. Seguirá trabajando en sensibilización y en cooperación internacional, especialmente en países como República Dominicana y Haití, que atraviesan complejos momentos, tan golpeados por la pobreza multidimensional, la violencia política y social y las consecuencias de desastres naturales que cíclicamente obligan a la población a rehacer sus vidas.

En cuanto a comercio justo, cundía el sentimiento de ilusión por la reapertura de los mercadillos y otros puntos de venta de estos productos, y sobre todo por la respuesta afirmativa que se podía ir dando ya a tantos que preguntaban cuándo volvería la normalidad. Han sido meses duros en los que no pocos se las han ingeniado para no cerrar del todo, manteniendo el contacto a través de ‘whatsapp’ o de plataformas similares. Pero también hubo otros que tuvieron que suspender toda venta hasta nueva orden. “Ahora, por fin, sí que sentimos una verdadera vuelta”, expresaron.

Un encuentro, por tanto, emocionante y que recargó las pilas, por lo que supuso de encuentro entre gente amiga y solidaria, y porque estuvo cargado de ilusión y de cariño. Una jornada donde todos pudieron tomar la palabra y recibir las gracias de corazón, por no querer perder la mirada, ni en las circunstancias más difíciles, en la ayuda y el apoyo a los predilectos del Dios Padre.

Categoría: