Se encuentra usted aquí

Colegio Corazón de María de Zamora: “Queremos transmitir conocimientos, pero también alegría”

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

El curso escolar afronta su último trimestre con más dudas que certezas. A los acuerdos adoptados a finales de la semana pasada entre el Ministerio de Educación y las Comunidades Autónomas se les demanda más claridad, pues la única certidumbre sigue siendo que las clases continuarán desarrollándose de forma no presencial hasta que las autoridades sanitarias digan lo contrario. Por tanto, sin una hoja de ruta coordinada entre los centros educativos y las administraciones locales, el trabajo no difiere mucho de cómo se venía haciendo. “Los profesores del colegio Corazón de María de Zamora seguiremos con nuestra lógica habitual, que es la de no dejar a nadie tirado”, explica Pilar Iglesias, directora del centro claretiano.

Como en otros colegios de la Provincia, tal actitud se traduce al formular un único interrogante, el de pensar la mejor manera de seguir ayudando. “Hay que tener en cuenta que la preocupación por nuestros alumnos se expresa en varios aspectos. Lo académico, lo emocional, pero también lo que estén viviendo en sus hogares”, advierte Iglesias. “Adaptar los contenidos educativos a cada alumno provoca que inevitablemente se estrechen las relaciones, y que el esfuerzo del profesor sea mucho más valorado por ellos. Y esto tiene múltiples lecturas positivas, entre las cuales hay que destacar la seguridad que se les inculca en ellos mismos”.

Conscientes de que la motivación es un factor clave para la educación telemática, el trabajo de los profesores se ha multiplicado, “recibiendo y contestando correos fines de semana, mañanas, tardes, e incluso noches”. “Los alumnos no llaman a una centralita, sino a sus profesores, que conocen su expediente y sus necesidades”. Bien es cierto que hoy, los educadores, como los médicos, enfermeros o estibadores, pueden presumir de tener un trabajo que proporciona sentido incluso a un momento como este. Recompensa a la que muy pocos oficios pueden acceder. “Y además de conocimientos, queremos transmitir alegría a los nuestros”, incide Iglesias.

Pero el ritmo al que Zamora vive la crisis del coronavirus no es el mismo que Madrid o Barcelona, “y aquí pasará más tiempo antes de que llegue la normalidad. De momento, lo que nos ha enseñado el virus es que somos vulnerables y que nos necesitamos unos a otros. Al final esto consiste en que todos podamos avanzar”, afirma Iglesias.

“Plantar cara a esta pandemia, traduciéndolo a nuestro colegio, significa seguir apostando por nuestro modelo educativo”. Y en este punto, la directora del colegio Corazón de María no se olvida de agradecer la muchísima formación que los claretianos, a través del Equipo de Titularidad, y en coordinación con el resto de colegios de la Provincia, les han ido brindando estos últimos años. “Nosotros hemos dado aire a la cosa, pero ciertamente, si esta crisis nos hubiera pillado en otras circunstancias o hace diez o veinte años, las dificultades podrían ser mucho más grandes”, finaliza.

Categoría: 

Calendario

L M M J V S D
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
 
 
 
 
 

Formulario de búsqueda