Se encuentra usted aquí

FALLECE EL P. SEVERIANO RODRIGUEZ SANCHO en la Comunidad Asistencial de Colmenar Viejo

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

A las 20,30 horas de ayer, 17 de septiembre de 2005,
a consecuencia de una embolia, y dados sus problemas de salud
por insuficiencia cardíaca y renal de tiempo atrás,
falleció en Colmenar Viejo, inesperadamente,
el P. Severiano Rodríguez Sancho, cmf.,
de la misma comunidad Asistencial de Colmenar.
Tenía 86 años de edad y el 24 de septiembre
cumpliría 65 de vida religiosa. D. E. P.

Severiano Rodríguez Sancho nació en Aranda de Duero (Burgos) el 9 de septiembre de 1919.
Desde niño, siguiendo la tradición familiar, frecuenta la iglesia de los Claretianos en
Aranda y entabla una asi­dua relación con algunos misioneros, que animan y orientan su
vocación misionera. En octubre de 1932 ingresa en el postulantado de Segovia y en el 37
inicia el noviciado en Salvatierra, que ha de in­terrumpir en los primeros meses de 1938
al ser movilizado durante la guerra y tener que incorporarse a las oficinas militares de
Pamplona. Desmovilizado, inicia por segunda vez el noviciado (curso 1939-40) y emite los
primeros votos religiosos en la Congregación el 24 de septiembre de 1940.

Sigue los estudios de Filosofía en Beire (1940-43) y de Teología en Santo Domingo de la Calzada (1943-47), donde es ordenado sacerdote el 7 de noviembre de 1947, iniciando su ministerio sacerdotal como profesor del postulantado en el Colegio Menor de la Calzada.

Sus destinos, variados en el apostolado y el servicio, nos hablan de su entrega apasionada a Cristo, al Corazón de María y a la Congregación. He aquí los cargos y ocupaciones más relevantes de su vida:

1947-1948.- Profesor en el postulantado (C. Menor) de Sto. Domingo de la Calzada.
1948-1951.- Profesor en el colegio Corazón de María de Zamora.
1951-1952.- En Ciudad Real realiza el llamado “Año de Perfección”.
1952-1954.- Prefecto de Postulantes, el primer año en Sigüenza y el segundo en Aranda.
1954-1962.- Prefecto de Filósofos (cuatro años en Sigüenza y otros cuatro en Segovia).
1962-1965.- Misionero itinerante, destinado y residente en Mendizábal 67, Madrid.
1965-1968.- Maestro de Novicios en Colmenar Viejo
1968-1971.- Superior de Ciudad Real y Párroco de San Pedro.
1971-1974.- Nuevamente en Mendizábal 67, es Párroco del Santuario del Ido. Corazón de María.
1974-1980.- Elegido Consultor Provincial, continúa de Párroco en el Santuario-Parroquia de Ferraz, siendo, a su vez, Superior de la comunidad los tres primeros años.
1980-1989.- De nuevo en Ciudad Real como Superior y Párroco de San Pedro.
1989-2004.- Incorporado a la Curia Provincial, en Clara del Rey 6, ayuda eficazmente en las diversas tareas de la Secretaría Provincial y en otros servicios comunitarios.
2004-2005.- Vicario y Secretario Local en la comunidad Asistencial de Colmenar Viejo.

La formación y el ministerio parroquial y de la Palabra han ocupado, en gran medida, su vida sacer¬dotal y misionera, ofreciendo siempre detalles de su amor a la Eucaristía y a la Virgen Madre y de su aprecio y delicadeza por todo lo litúrgico. Su amor a la Virgen se manifestaba notoriamente en su con¬sa¬gración como hijo del Corazón de María y en la devoción a la Virgen de la Viñas (tampoco este año había faltado a la cita anual de la novena, en Aranda). Amaba la Congregación, a los hermanos Claretianos y todo cuanto traía reminiscencias misionero-claretianas; le dolían las defecciones, oraba intensamente por las vocaciones y la fidelidad de los llamados; eran frecuentes sus visitas a los herma¬nos enfermos y siempre estaba dispuesto a manifestar su cariñoso recuerdo a los hermanos que nos precedieron (recordemos sus numerosas notas y sem¬blanzas de hermanos difuntos). Jovial y alegre, era buen conversador, se sentía feliz en comunidad y vivía intensamente el gozo de la vocación.

¡Que el Corazón de la Virgen te abra, hermano Severiano, las puertas de su corazón maternal y que el Señor, dueño de la mies, premie tu fidelidad a la vocación! ¡Descansa en la paz del Señor!

Categoría: