Se encuentra usted aquí

Arranca el XXVI Capítulo General de la Congregación

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

“Desde la perspectiva de la fe, es maravilloso caminar hacia adelante, [nos hemos puesto en marcha hacia el Capítulo General], sabiendo que la mano del Señor nos sostiene, como un padre amoroso que sostiene de cerca a su hijo”. Con estas palabras se expresaba el pasado día 15 el Superior General de los Misioneros Claretianos, el P. Mathew Vattamattam en la homilía de la eucaristía tras las cual declaraba abierto el XXVI Capítulo General. La comunidad de setenta y ocho misioneros convocados -de los cuales varios aún no han podido viajar por las restricciones provocadas por la crisis del coronavirus, pero siguen los actos capitulares online conforme al permiso dado por la Santa Sede mientras siguen intentando llegar a Roma- representan a los aproximadamente tres mil miembros con los que la Congregación cuenta. La asamblea, a la que algunos religiosos asisten en razón de sus cargos y otros son directamente elegidos por sus hermanos, reúne a misioneros de edades muy diversas y diferentes lenguas, representando a los treinta y un organismos mayores de la congregación.

Hace seis años, cuando la congregación celebró su último capítulo, los claretianos anunciaban el evangelio de más de sesenta naciones; hoy lo hacen en 69. A la lista se han añadido en este sexenio Burkina Faso, Chad, Birmania, Bangladesh, Nueva Zelanda y Ucrania. 

Al comenzar 2021 los claretianos nacidos en España eran 503; más de cien de ellos viven su ministerio en otras partes del mundo. La provincia de Santiago está especialmente presente en este XXVI Capítulo General a través de los tres delegados elegidos por los misioneros (PP. Teodoro Bahillo, Antonio Bellella y José Cristo Rey García Paredes) y el superior provincial, Pedro Belderrain. Forman parte también de la asamblea de acuerdo a su cargo los PP. Gonzalo Fernández (vicario general y prefecto de espiritualidad) y Manuel A. Tamargo, actual ecónomo general y provincial de Santiago de 2007 a 2012, y son piezas clave en su desarrollo como ayudantes de traducción y logística los PP. Anthony O. Igbokwe y Adrián de Prado.

Están presentes en la asamblea varios misioneros españoles que viven en otros continentes y un buen número de claretianos (de Indonesia, Brasil, Colombia, Nigeria, Filipinas, Polonia, Congo…) que en algún momento han vivido en comunidades de esta provincia religiosa, sobre todo por razones de estudios. Otros misioneros de Santiago residentes en Roma han prestado una importante ayuda en la preparación del capítulo.

Como novedad de esta experiencia capitular, toda la congregación inició hace más de un año una etapa de conversaciones a la luz de la fe y de la experiencia de encuentro con el Resucitado en la que los misioneros se sentaron a dialogar entre ellos y con un buen número de laicos, personas consagradas y sacerdotes con los que comparten camino y misión. Los miembros del capítulo han recibido antes de llegar una síntesis de las 418 conversaciones que a pesar de la pandemia han podido mantenerse a lo largo y ancho del mundo, síntesis que ya están usando para seguir dialogando y sobre todo buscando el querer de Dios deseando servir siempre el Evangelio a los más pobres.

Tres días de retiro

El día 16, tras la jornada inaugural, este vigésimo sexto Capítulo General comenzó con la experiencia de un retiro espiritual que se extenderá hasta el atardecer del día 18, y que estará animado por los dos facilitadores del Capítulo, la Hna. Jolanta Kafka, rmi y P. Paulson Veliyannoor, cmf; dos personas que no forman parte del capítulo pero que, con el beneplácito de los capitulares y dando pie a una experiencia no tenida hasta ahora por los claretianos, acompañarán la celebración de la asamblea también en otros momentos, viabilizando el diálogo, el discernimiento y la oración.

El retiro va combinando los tiempos personales de silencio y oración con breves encuentros en grupo o por parejas y las celebraciones litúrgicas de los diversos momentos del día. El día 16 presidió la eucaristía el P. Joseph Mbungu-Mutu (prefecto general de formación); el 17 lo hizo el P. Gonzalo Fernández (con quien colaboraron los PP. Paulson y Carlos Sánchez, del equipo Fragua y el CESC de Vic) y el día 18 lo hará el P. Joseba Kamiruaga, secretario general. El P. José Cristo Rey García Paredes despliega sus talentos musicales colaborando en gran parte de los momentos de oración.

Los capitulares van entrando poco a poco en harina, haciéndose con los nombres de las personas menos conocidas por cada uno y rompiendo las barreras que a veces crea el desconocimiento de otros idiomas. El ambiente es calificado por los capitulares de Santiago como realmente cordial, únicamente empañado por las dificultades que algunos capitulares están encontrando para llegar finalmente a Roma: embajadas cerradas por brotes de covid; visados que se tramitan con lentitud… Seis capitulares que se encuentran ya en Nemi se van uniendo al resto de los presentes tras guardar algunos días de cuarentena preventiva antes compartir plenamente la jornada con todos. La asamblea sigue con afecto, oración y preocupación la situación de la comunidad asistencial de Barcelona, con varios misioneros enfermos por covid, y las consecuencias del terremoto de Haití. Afghanistán ha aparecido también varias veces en la capilla y en el aula capitular.

Categoría: