Se encuentra usted aquí

Recibimos con gozo y esperanza al Papa Francisco

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

El anuncio nos ha sorprendido. El Cardenal Jorge Mario Bergoglio es ahora Francisco I, el Obispo de Roma, la Iglesia que preside en la caridad la comunión de todas las iglesias, tal como nos ha dicho en su saludo.

Recibimos la noticia de la elección del nuevo Papa con gozo y esperanza. Nos conoce a los claretianos y lo conocemos. Hemos experimentado repetidamente su solicitud pastoral y su amistad. Yo mismo he podido conversar con él varias veces en Buenos Aires y en Roma, durante el Sínodo sobre la Eucaristía. Lo encontré siempre cercano y sencillo. Me han hecho revivir estos encuentros algunos detalles de su saludo desde el balcón de la Basílica de San Pedro esta noche. Ha empezado con un saludo que entiende todo el mundo: "Buenas tardes", se ha presentado como Obispo de Roma y nos ha dicho que es parte del ministerio de este Obispo el presidir en la caridad todas las iglesias, nos ha pedido que orásemos para que Dios lo bendijera y se ha inclinado ante el pueblo que oraba por él. Ha recordado a su predecesor y amigo, el Papa emérito Benedicto XVI, y nos ha invitado a todos a recordarlo y a orar por él. Nos ha hablado de un camino que hay que hacer juntos, orando los unos por los otros, ayudándonos los unos a los otros y construyendo fraternidad en nuestro mundo. Nos ha prometido que irá a rezar por nosotros a la Virgen y nos ha bendecido. Ha terminado su saludo, con un "Buenas noches" sencillo y cordial.

Francisco - el nombre nos habla de un deseo de arraigo profundo en el evangelio- llega a Roma con su experiencia latinoamericana. Una iglesia que fue pionera en la aplicación del Concilio Vaticano II y que, a través de su Magisterio, ha inspirado el caminar de muchas otras Iglesias. La opción preferencial por los pobres y el compromiso por la justicia, la centralidad de la Palabra de Dios en la vida de las comunidades cristianas y muchos otros aspectos han ido forjando un nuevo modelo de Iglesia que estará ciertamente presente en el ministerio del nuevo Papa.

El nuevo Papa es un religioso jesuita que comprende la necesidad de una profunda comunión de todos los carismas y formas de vida cristiana en la Iglesia. Todo esto nos ayudará crecer a todos en el seguimiento de Jesús y en la misión evangelizadora.

Los claretianos nos alegramos de su elección y le manifestamos nuestra disponibilidad al servicio de la misión de la Iglesia.

Gracias, Papa Francisco I, por haber aceptado este encargo pastoral. Puedes contar con nosotros para continuar proclamando el Evangelio en todo el mundo.


Josep M. Abella, cmf.
Superior General

Categoría: 

Calendario

L M M J V S D
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
 
 
 

Formulario de búsqueda