Se encuentra usted aquí

Crónica del Encuentro de Delegaciones de PROCLADE

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

Durante el fin de seman del 6-8 de mayo tuvo lugar el encuentro anual de voluntarios de Fundación PROCLADE. Os ofrecemos la crónica del encuentro. Con los objetivos del milenio por bandera y la certeza de que otro mundo es posible, voluntarios de PROCLADE llegados desde diferentes puntos de España, nos hemos reencontrado (o conocido) este fin de semana en Los Molinos (Madrid). La lucha por que se cumplan los ocho propósitos perseguidos desde hace tiempo y comprometidos por los políticos en el año 2000, ha sido el horizonte en el que los voluntarios hemos puesto nuestra mirada en estos días. Nos hemos formado e informado, y para ello, hemos contado con la ayuda de Pablo Martínez Osés, coordinador de esta campaña a nivel nacional. Él nos ha hecho ver la necesidad de que todos nos comprometamos a alcanzar un fin que de hecho, no está tan lejos: otra realidad bien distinta. Con él hemos aprendido que detrás de cada uno de estos objetivos: erradicar la pobreza extrema, lograr la enseñanza primaria universal, promover la igualdad entre géneros y la autonomía de la mujer, reducir la mortalidad infantil, mejorar la salud materna, combatir el SIDA/VIH, el paludismo y otras enfermedades epidemiológicas, garantizar la sostenibilidad del medio ambiente y fomentar una asociación mundial para el desarrollo, detrás de cada uno de éstos, se esconden una o varias metas, uno o diferentes compromisos concretos, como reducir a la mitad la proporción de personas que pasan hambre en el mundo, mejorar las ayudas sanitarias de los países menos desarrollados o condonar la deuda externa a los países más necesitados. Éstos son algunos de los motores que deben movernos a continuar “presionando” para que los grandes dirigentes del mundo recuerden que deben cumplir lo acordado. Pero a pesar de que la firma de los compromisos de Dakar (año 2000) supone un retroceso con respecto a lo tratado en las reuniones mantenidas entre gobernantes con anterioridad, lo cierto es que significa un paso importante para intentar acabar con las injusticias y las desigualdades que asolan nuestro mundo en pleno siglo XXI. Y así lo manifestó Martínez Osés, sin tapujos, sin artificios, completamente convencido: “Los objetivos del milenio se pueden alcanzar, nos vamos acercando y necesitamos de muchas voces y manos comprometidas para conseguirlo”. Será por eso que los talleres que siguieron a la charla en este encuentro, nos recordaron la necesidad de unirnos y trabajar de manera conjunta con otras organizaciones no gubernamentales, porque entre todos es más fácil no ya sólo caminar, sino hacer camino, pues alguien dijo: “Si caminas solo llegarás antes, si caminas al lado del otro, llegarás más lejos”. De ahí, la necesidad manifiesta, este fin de semana, de cooperar con los de Sur, pero también con otras organizaciones que desde el Norte, persiguen un mismo objetivo: un planeta diferente, una tierra más humana, otro mundo más amable. Y es posible. Se trata de encontrar las claves de la campaña, de dar sentido a nuestro mensaje, de convencer al resto de que “los recursos son de todos, pero sin ellos no somos todos”. Y debemos hacerlo involucrándonos en coordinadoras regionales y contando con la colaboración de otros. Así, todos juntos, podremos encontrar el rumbo y dirigir el barco en nuestra dirección, pero además de enderezar el rumbo de esta campaña, este encuentro de voluntarios de todas las delegaciones, ha servido para conocernos mejor a nosotros mismos, como personas y como institución. Por eso, miembros de la fundación nos han presentado los nuevos programas económicos y de apadrinamientos y nuestro presidente, Javier Ojeda, después de dar un paseo por la historia de PROCLADE, ha recordado nuestras señas de identidad: somos unos ciento setenta y cinco voluntarios, con vocación de servicio al Tercer Mundo, que sentimos los problemas de los pueblos del Sur como nuestros. Por eso, nuestras delegaciones se mueven en diferentes puntos de España y hacen (que es casi más importante) que se muevan los que nos rodean. Participamos en campañas de sensibilización y concienciación, gestionamos apadrinamientos de pequeños y ancianos de varios países pobres, ponemos en marcha proyectos en el Tercer Mundo gracias a los misioneros/as claretianos/as y a las experiencias de verano, y sumamos poco a poco más voluntarios a nuestra Fundación; una labor que no sería posible sin el apoyo de todos los que colaboran con nosotros, sin las voces que presionan con nosotros, sin las manos que trabajan con nosotros, sin los corazones que se conmueven por lo mismo que nosotros y sobre todo, sin el compromiso de cada día más personas que asumen como suya la realidad del Tercer Mundo, una realidad que ha sido uno de los motores principales de este encuentro, que también alentaba al compromiso, a la responsabilidad, a la continuidad y a la denuncia, para que ese mundo que se prometió en el 2000 se palpe antes de que llegue el 2015.

Categoría: 

Calendario

L M M J V S D
 
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31
 
 
 
 
 
 
 

Formulario de búsqueda