Se encuentra usted aquí

Encuentro MASIVO de grupos PJV de la Provincia de Castilla en la Virgen del Corazón en Alto (Puerto de Navacerrada (Segovia.Madrid) Día 7 de mayo de 2005

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

Mañana del 7 de mayo de 2005. Todos los grupos de los centros juveniles, precomunidades y comunidades juveniles y otros, con sus respectivos monitores y misioneros claretianos de la Provincia claretiana de Castilla, fuimos convocados en el Puerto de Navacerrada. Mucho ambiente. Estaban colocando todo el montaje del final de una etapa de la vuelta ciclista a los pueblos de la sierra.

A las preguntas y más preguntas de algunos chicos y chicas según bajaban de su respectivo autobús: ¿vienen los chicos de Aranda,… y de Segovia; vienen los de Logroño,… y Vallecas? ¿Han llegado ya los del colegio Claret de Madrid …, y de Ferraz? ¿No vienen los de Puertollano…, y tampoco los de Valladolid? ¡Qué pena! La respuesta estaba en la llegada de los 230 participantes.

Sí, es nuestro “encuentro masivo” que solemos tener cada dos o tres años. Nos esperaba la VIRGEN DEL CORAZÓN EN ALTO. Hasta allá nos llegamos. Como aquellos primeros jóvenes de los colegios Claret de Segovia y Claret de Madrid, hace 31 años (… o más) que pusieron la primera imagen, también nosotros queríamos conocernos más, compartir, conmemorar, rezar y celebrar juntos; renovar nuestro cariño al Corazón de la Madre. Ella es un rasgo fundamental de la identidad claretiana.

Verdor, rocas, cielo azul, sol , mucho sol y panorámica de las dos vertientes del puerto contemplaban nuestros ojos antes de hacer el pregón de acogida y una oración al píe de la imagen de la Madre. Después nos llegamos hasta la explanada cercana a “Siete Picos”. Aquí realizamos la presentación de cada centro juvenil, su historia y situación actual. Por falta de tiempo no tuvimos la reunión prevista por niveles para conocer más la historia de la Familia Claretiana y su misión. Pero esta misma explanada fue escenario de nuestra convivencia y comida. Las fotos serán testigos de nuestras risas, canciones y fiesta.

Opiniones aparte y para todos los gustos, pero como estaba previsto, bajamos la montaña, y cogimos los autobuses que nos llevaron al Seminario Claretiano de Colmenar Viejo (Madrid) a participar de la fiesta de los dos claretianos Diego González y Abel Mauricio. Son dos claretianos que cuando estaban en sus respectivos centros juveniles Dios les llamó a ser claretianos. Y quisimos acompañarles en esta decisión vocacional de su Profesión Perpetua en la Congregación de Misioneros Claretianos. Gracias a Diego y Abel. Gracias a todos los participantes y especialmente los que por su servicio han posibilitado este maravilloso día.¡Ojalá este día no se olvide!

Echa un vistazo a las fotos del Encuentro

Equipo Pastoral Juvenil Vocacional

Categoría: