Se encuentra usted aquí

25 años de la Capellanía filipina en Nuestra Señora del Espino de Madrid

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

‘Tahanan’ significa ‘casa’, pero tiene más acepciones. Catolicidad desde universalidad, salta a la vista como la primera. “La asociación entre la parroquia de Nuestra Señora del Espino y la Capellanía ha desarrollado un espacio en el que crece una comunidad con la que vivir”, afirman los más asiduos a las celebraciones en la parroquia. “No solo como un lugar de adoración, sino como un hogar en su pleno sentido”, completan en un vídeo que han elaborado para celebrar su 25º aniversario desde que fuera constituida formalmente Capellanía Filipina.

Estas bodas de plata responden a un germen que viene de antes, en concreto, de doce años atrás, cuando hace treinta y siete años los claretianos Alfonso Mateo y Pedro Sarmiento echaron a andar una iniciativa que se comprometía a favor de los migrantes de este país asiático, especialmente de los más necesitados. Así ‘Tahanan’ también expresaba el servicio de una parroquia de puertas abiertas a la comunidad filipina. No tardaría en llegar la invitación de la Archidiócesis de Madrid, a través de la Delegación Diocesana de Migraciones para asentar definitivamente la Capellanía en ‘El Espino’. De esta forma, el 25 de febrero de 1996, las puertas de la parroquia se abrieron para dar la bienvenida a un grupo de filipinos que se reunían para celebrar la Santa Misa. “La Capellanía es una bendición para esta parroquia y para toda la Iglesia de Madrid porque nos da vida, nos da fuerza y nos robustece la fe”, afirma el párroco Jorge Domínguez.  “Estos veinticinco años han demostrado ser un testimonio de fe para todos nosotros”, expresa el misionero.

Y no solo en cuanto a servicios pastorales se refiere. Los claretianos también comenzaron a trabajar ofreciendo a la comunidad filipina una serie de servicios: asesoría legal para obtener los “papeles” que les permitieran quedarse en España; clases de castellano para que pudieran mejorar sus posibilidades de comunicación y charlas informales para familiarizarse con la cultura y el modo de ser de los españoles. Con el paso de los años la Capellanía se ha ido incorporando de forma natural a distintos momentos a la vida de la parroquia, participando incluso en el Consejo Pastoral, celebrando la Pascua junto a todos los feligreses, y trabajando en proyectos de la Vicaría. “También se han involucrado activamente en las campañas de Cáritas y Manos Unidas”, destaca Domínguez. Desde ‘Tahanan’, por su parte, comentan que “estamos llamados a dar gracias a Dios por el don del cristianismo que nos trajeron los misioneros españoles, y de esta manera, queremos seguir compartiendo este regalo con otros y ofrecerlo a los demás”.

Categoría: