Se encuentra usted aquí

El XVI encuentro de Juniores en el ITVR aborda el tema de la castidad en la Vida Consagrada

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

El Encuentro de Juniores, fundamentalmente de edades comprendidas entre los 20 y 30 años, celebrado durante el primer fin de semana de marzo en el Instituto Teológico de Vida Religiosa ha propiciado una interesante tormenta de ideas sobre cómo abordar el voto a la castidad para la vida consagrada, ahondando en la dimensión afectivo-sexual desde un enfoque integral.

Conducido por Guadalupe Hoyos, teresiana, y con la colaboración de los claretianos Juan Lozano y Pablo Largo, se impartieron una serie de conferencias de 45 minutos que iban siendo intercaladas con un debate por grupos de 10 ó 12 personas; porque el enriquecimiento del fin de semana no pasó solo por la teoría, sino también por la experiencia personal. Así, los 150 religiosos de distintos carismas y congregaciones asistentes pudieron poner en común y compartidas sus vivencias y conclusiones. Y no solamente a nivel personal, sino que también interactuando a través de las redes sociales con el hastag #dándolotodo.

Las conclusiones al tema del seminario, el voto a la castidad, -don para el amor-, podrían articularse en diez propuestas:

 

  • 1. La castidad es un don sagrado dado por Dios, que debe ser cuidado y fomentado a través de una relación personal con Cristo, una vida sacramental, una rica vida comunitaria, una integración afectiva–sexual y una adecuada madurez psicológica.

 

  • 2. Nuestras CC nos recuerdan  que llevamos este tesoro en vasijas de barro y que la finalidad de nuestra castidad es capacitarnos para amar más y mejor con un corazón entregado.

 

  • 3. La castidad más que renuncia es adquisición, más que pérdida es ganancia, más que soledad es compañía plena, más que carencia es posesión, presencia del amor.

 

  • 4. Nuestro cuerpo es un espacio habitado, por ello vivimos nuestra espiritualidad desde nuestra corporeidad, no al margen. La imagen de mi propio cuerpo se ha ido adquiriendo a través de las experiencias de aceptación-rechazo, deseo, acogida o violencia. Dichas experiencias hacen que viva con placer o desagrado la aceptación de mi cuerpo.

 

  • 5. Hacer un cuerpo espiritual no es hacerlo ajeno a la tierra. Dios se hizo cuerpo. Aunque somos un cuerpo  necesitado y limitado, es necesario satisfacer nuestras necesidades corporales de manera sana e integradora para vivir reconciliados y unificados con nuestro cuerpo.

 

  • 6. Nuestra sexualidad tiene una energía que debe ser canalizada, no negada, para dar una salida sana a la no vivencia de la genitalidad, a través de espacios de placer constructivos que cada uno tendrá que encontrar conociendo sus potencialidades y fragilidades.

 

  • 7. La vivencia de la afectividad se mueve en las dimensiones de intimidad y relación con otros. Es necesario canalizar nuestra vivencia afectiva con el Señor y con los hermanos  a través  de  diferentes medios como la oración, la comunicación verbal , los gestos físicos de cariño y otros detalles que sean sinceros y auténticos.

 

  • 8. El amor está constituido por un triángulo de tres dimensiones: intimidad, pasión y decisión/compromiso. Dependiendo de dónde pongamos el acento generaremos distintos estilos de amor en nuestras relaciones: cariño, capricho, amor vacío, enamoramiento romántico, amor maduro y consumado, etc.

 

  • 9. El amor célibe es humano y es posible como un modo propio de amar; no es menos comprometido que el amor de pareja ni más difícil. Este amor supone una relación exclusiva con Cristo y no nos libra de la soledad buena y necesaria para conocerme a mí mismo y conocer mejor a Dios.

 

  • 10. La amistad en la vida religiosa  es un signo de plenitud. Quien no es capaz de vivir, y en profundidad, una amistad verdadera, no ha sobrepasado la adolescencia en el amor.
Categoría: 

Calendario

L M M J V S D
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
 
 
 

Formulario de búsqueda