Se encuentra usted aquí

Luis A. Gonzalo Díez: “Los Capítulos de la vida consagrada han de iniciar procesos nuevos”

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

Sería muy difícil escribir la historia de la vida consagrada sin hablar de la Revista Vida Religiosa. Las más de mil páginas escritas que deja cada año, siempre a la altura de cada momento eclesial y social, no han dejado de invitar a frecuentar el futuro de la vocación consagrada desde puntos de vista muy diversos, llamándola a generar nuevos espacios de vida y ofreciéndose como trampolín para dar un enérgico impulso en la pasión por Dios.

Hablar de la Revista Vida Religiosa es también hablar de su historia, de la Congregación claretiana donde nació hace más de setenta y cinco años, de la solvencia académica que ha demostrado mes a mes el equipo de misioneros que la han dirigido todos estos años, y de la vocación de Iglesia que expresa y reafirma también en su servicio a través de encuentros, charlas y seminarios que buscan recrear la vida consagrada desde los desafíos de hoy. Y en este contexto se enmarca la presentación del último monográfico publicado, ‘Capítulos para la vida y no para los proyectos’, que se tendrá lugar pasado mañana, 4 de marzo a las 17.00 horas de manera online. En ella, los claretianos José Cristo Rey García Paredes y Luis Alberto Gonzalo Díez, autores del cuaderno, expondrán las razones por las cuales precisan ser abiertos y recorridos nuevos itinerarios para los capítulos generales, provinciales y locales. Una urgente necesidad que se nos presenta, la de proponer una nueva fase para los capítulos de Congregaciones y Órdenes religiosas, una nueva etapa que nos lleve al fin a comprender que no son las instituciones para los capítulos, sino los capítulos para las instituciones.

“La inspiración del monográfico intenta responder a qué se está necesitando en los capítulos de hoy, a cómo dar vida y reactivar la vida consagrada en medio de estas peculiares circunstancias que vivimos”, explica Luis A. Gonzalo Díez, claretiano al frente de la Revista Vida Religiosa y profesor del Instituto Teológico de Vida Consagrada (ITVR) de Madrid. Tanta ha sido la percepción de la necesidad entre las personas que sirven en el gobierno de los institutos religiosos, “tantas son las respuestas a las preguntas que se plantean” –apostilla Díez– que en acuerdo con el ITVR se optó por impartir una asignatura que ahonde en esta temática para los alumnos que estudian en sus aulas, y ofrecerlo al mismo tiempo en modo online a quienes pudieran estar interesados. La respuesta ha resultado ser una avalancha de inscripciones, con más de 170 gobiernos generales y provinciales de España y de otros países del mundo mostrando su interés. El curso ha comenzado hace pocos días y se prolongará hasta el mes de mayo, “pero si alguna congregación quisiera apuntarse, aún está a tiempo”, concede el claretiano.

Un curso, por tanto, que sienta sus bases en el análisis del momento actual para proponer, a renglón seguido, las destrezas y pautas que den pie a que los capítulos se apoyen en el ritmo de la vida, de cada vida de cada hermano, “tarea imposible si no se asentara en la vitalidad del Evangelio y no en todo lo demás”, apostilla Díez. Discernir el cambio drástico que están viviendo los institutos de vida religiosa como consecuencia de la pandemia es tarea urgente, “seguramente la más urgente y eficaz, pues solo así, a través de la escucha de todos sus miembros, será posible convertir el carisma propio en una energía que lanza a la vida consagrada al porvenir” finaliza el religioso.

Categoría: