Se encuentra usted aquí

Balance de la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

Comenzaba la cuenta atrás para la celebración de la COP25 (Cumbre del Clima 2019) prevista este año para ser albergada en Brasil. Una cumbre especialmente relevante, pues se centraría de manera principal en la implementación de los objetivos del Acuerdo de París, un compromiso al que se llegó tras la COP21 y que entró en vigor en 2016, pero el Gobierno brasileño del presidente entonces recientemente electo, D. Jair Bolsonaro, se vio obligado a desistir en sus responsabilidades como país organizador alegando “falta de financiación para la realización de tal evento”, tal y como afirmó la Cancillería del país suramericano en un escueto comunicado. Fue Chile entonces el encargado de tomar el relevo, y aunque el país andino continuó siendo el organizador, las protestas y revueltas sociales por las que pasó este último mes de noviembre obligaron a la ONU a buscar otra solución, acordando finalmente que fuera Madrid la encargada de acoger esta Cumbre. Los días previstos para la realización de la conferencia fueron del 2 al 13 de diciembre, pero la dificultad de llegar a acuerdos significativos hizo necesaria su prolongación hasta el día 15. Al igual que otras –pocas– organizaciones católicas, los Misioneros Claretianos participaron y promovieron las movilizaciones que se están convocando con motivo de la Cumbre. Además, la Congregación tuvo una presencia destacada en la Zona Azul, la reservada a los negociadores, donde su voz pudo hacerse presente con la presencia del P. Miguel Ángel Velasco López, miembro del equipo claretiano ante la ONU.

 

Miguel Ángel Velasco, CMF | Equipo de los Misioneros Claretianos ante Naciones Unidas | Las reuniones COP se vienen celebrando en continuidad anual desde la decisión tomada en la Cumbre del Clima de Rio de Janeiro en 1992. A partir de entonces ha habido dos hitos especialmente importantes: COP3 en Kioto (1997), en la que se acordaron las reducciones de un 5% en la emisión de gases invernadero, y la COP21 en París (2015) en la que se abordó el Cambio climático, acordándose las reducciones de CO2, la ayuda a los países damnificados por el Cambio climático y las ayudas para que los países sean capaces de recuperarse de los problemas provocados por los cambios que se aproximan. Los estudios científicos han demostrado claramente la relación del aumento de la temperatura del planeta con el deshielo de los polos, el aumento del nivel de las aguas marinas, las sequías, lo impetuoso de los ciclones, el aumento de la acidez de las aguas del mar. Todo esto tiene un impacto especialmente notable en las poblaciones más vulnerables y desatendidas de la humanidad. Hablar hoy de Cambio Climático es hablar de Derechos humanos y de Derechos de los pueblos, muy en línea con la encíclica Laudato Si' del Papa Francisco y la Agenda 2030.

Los resultados de la cumbre COP25 no han sido lo operativos y ambiciosos que se esperaba. En realidad, nos hemos encontrado con unas conclusiones muy flojas de contenido. Los intereses confesados o inconfesados de los países con más emisiones de CO2 o con fuerte producción de carbón o petróleo han marcado la pauta de las faltas de acuerdo; estos países y, por supuesto, las injerencias de las empresas petroleras y mineras. No obstante en el entorno de la COP25 se han dado pasos muy significativos: el Pacto Verde Europeo para poner en funcionamiento el Desarrollo sostenible en Europa; el acuerdo de los ministros de economía de un grupo importante de países para introducir la economía verde en sus respectivos presupuestos; acuerdos de la mayor parte de los países latinoamericanos para elaborar proyectos para la COP26; grupos de grandes empresas, ciudades y regiones que hacen suyo el Acuerdo de París; y, por supuesto la movilización ciudadana en las calles.

Por nuestra parte, como grupo de Claretianos reconocidos en el ECOSOC (Consejo Económico y SOCIAL) de la ONU, seguiremos la pista de los acuerdos de la COP25 y el camino hacia la COP26. Todo esto dentro de ese gran camino y horizonte, al mismo tiempo, que representa la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030 y su principal lema: “no dejando nadie atrás”.


 

Calendario

L M M J V S D
 
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
 

Últimas Noticias

Formulario de búsqueda