Se encuentra usted aquí

Relato de un día en Alagón

Versión para impresiónEnviar por emailVersión PDF

ÁLVARO RUBIO | ALAGÓN | Dicen que para abrir el pórtico de la nostalgia placentera se precisan al menos doce llaves.  El día veintiséis de agosto, una docena de claretianos, y digo claretianos porque aunque no hayan profesado su espíritu y sus sentimientos así se declaran, tomaron cada uno una de esas llaves y abrieron con júbilo esa mágica puerta.Se adentraron por ella en un ancestral seminario y obtuvieron un regalo que seguramente perdurará en sus corazones por mucho tiempo.

Casi al inicio del trayecto, en un aula repleta de vida, el padre Julián les contó con sabiduría la alegría de verlos allí haciéndose eco del espíritu claretiano que los unía.

En esa misma estancia, el compañero Ocaña definió con exactitud meridiana la experiencia de haber pertenecido y pertenecer (aunque tan sólo sea en espíritu) a esta hermandad.

Durante el tránsito atravesaron salas y estancias, y recorrieron los pasillos que las comunican en entrañable armonía, siendo la felicidad el “alma mater” del acontecimiento.
El padre Julián realizó a la perfección el rol de guía, desplegando con maestría su sonrisa infinita.

Elocuente y atento respondió, explicó y narró la historia de aquellos Padres que en uno o en otro momento fueron para sus vidas esa polea transmisora de valores y que todavía hoy les acompañan.

Todos coincidieron en que el tiempo vivido en esos muros, y en los seminarios de Requena y Calatayud, fue maravilloso, sabedores de que no todos los seminaristas de esa época de otras congregaciones dicen lo mismo.

Comprobaron que en sus paredes, además de los cuadros emotivos del Padre Berruete y de nuestro Santo Padre Claret, coexisten cientos y cientos de recuerdos pululando por doquier. Con ellos construyeron un puzle fascinante, recuerdos-piezas que cuando se ubicaban en su lugar correspondiente les asaltaba una sensación de júbilo inexplicable.

Allí pudieron ver, fotografiar y grabar, esa escalera que años atrás parecía inmensa, las camas que un día fueron su lugar de descanso (camarillas), la sala de estudio, la palestra, la habitación donde un tocadiscos incansable hacía las delicias de los chavales, la cocina, el comedor, los patios, el frontón, el huerto, y ese despacho del hermano Janariz, en el epicentro del dormitorio, de donde cada mañana salía una música reivindicativa que ha sido y es el santo y seña de la inmensa mayoría de los componentes de esta congregación.

Fue en la capilla donde se alcanzó el clímax de la aventura, un Ocaña con la guitarra y un Jávega entregado y tirando de memoria, ayudaron a que los demás entonasen canciones de aquel tiempo: El Padrenuestro con melodía de Simon y Garfunkel, Miles de ermitas chiquititas, Junto a ti,...

Terminaron con esa canción de Labordeta tan expresiva y reivindicativa de su época juvenil: Habrá un día en que todos, al levantar la vista, veremos una tierra que ponga “libertad”.
Cuentan del seminario que es un paraíso repleto de magia, que si cierras los ojos y concentras la mente, todavía se pueden escuchar carreras y voces de niños-adolescentes en pos de la madurez.
De allí partieron a una comida de fraternización acompañados por las mujeres de cuatro de los asistentes y la hija de uno de ellos, que con su saber estar otorgaron al encuentro un carácter aún más lúdico. En esa comida emergieron decenas de conversaciones que iban en todas direcciones, donde la sonrisa era el hilo conductor.

En un arrebato de… Álvaro pidió unos minutos de atención y, con más vocación que arte, narró unas historias emotivas y sorprendentes, demostrando una vez más que la palabra sigue siendo esa herramienta capaz de transportar nuestro pensamiento y nuestra ilusión a donde ellas indiquen.

Podría asegurar, convencido de no equivocarme, que en el desván de la memoria de los protagonistas de esta bonita historia quedará anclado ese sábado con el asterisco de importante.

Gracias a todos los que habéis contribuido a que dicha experiencia cobre vida.

 

 

Categoría: 

Calendario

L M M J V S D
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
 
 
 

Formulario de búsqueda